Fecha Actual:septiembre 21, 2021

Conoce tu perfil emocional para mejorar tu trading

Como traders intradiarios, nuestro primer acercamiento a esta actividad suele consistir en impregnarnos de conocimiento técnico de mercados, plataformas, indicadores y estrategias. Sin duda que entender los fundamentos del movimiento del mercado y dominar un sistema de operaciones es condición necesaria para alcanzar resultados consistentes y sostenibles; pero no suficiente.

  Cada mercado no es más que un conjunto de personas -y algoritmos programados por personas- tomando decisiones sobre un activo; cada mercado es un gran órgano vivo, un cerebro pensante. Se puede ver cuando hay pánico así también como cuando hay euforia; cuando hay indecisión e incertidumbre así como también como cuando hay determinación. Entender cuáles son los factores que motivan y cuáles condicionan esas decisiones, marcarán la diferencia de un buen trader en su construcción como tal.

Una vez que el conocimiento técnico y estratégico se va desarrollando no tardamos en conocer otra arista del trading, frecuentemente conocida como “psicotrading”. Llevar a cabo esta actividad demanda concentración y precisión, exponiéndonos a fluctuaciones emocionales que deterioran nuestra capacidad de tomar decisiones estratégicas. El componente emocional es inherente a nosotros, no se puede anular con un interruptor. .

Prestar atención a estos aspectos desde el principio ahorrará tiempo y capital en el proceso de aprendizaje. Tomarse con rigurosa seriedad la gestión monetaria y emocional ya sea que se opere con cuenta demo o en real. Con la cuenta en demo se aprende a ganar pero no necesariamente a perder. Con frecuencia el trader necesita operar por primera vez con capital real para conocer qué sucede con él cuando intenta aplicar una estrategia para rentabilizar su participación el mercado.

Pasos para controlar tu gestión emocional

  1. El primer paso es identificar desequilibrios, emociones como ansiedad y necesidad de revancha aparecen en las horas de operativa necesitarás trabajar primero en ello.

2. Saber cuándo apartarse de la pantalla y si es necesario retirarse, es tan importante como saber cuándo participar en un trade.

3. Monitorear frecuentemente nuestro estado interno, saber qué esperamos mientras observamos el precio y recordarnos qué vamos a hacer independientemente de lo que haga el mercado, nos mantendrá enfocados y con el mindset adecuado para aprovechar las oportunidades en cada sesión

Deja una respuesta